ATSS                              

Asepsia 






EL OZONO EN LA CRÍA DE ANIMALES 




El ozono por sus propiedades oxidantes y de regeneración del oxígeno, es el elemento más indicado en la cría de cualquier especie animal; por su acción virucida, bactericida, fungicida y desinfectante en general, es aconsejable para su utilización en criaderos de animales. Los estudios y aplicaciones realizados hace algunos años en España y otros países han dado resultados tan sorprendentes que parecen increíbles.

Con sucesivos experimentos se ha llegado a la conclusión de que el éxito se debe a dos factores determinantes: La mayor oxigenación de los ambientes de cría y un mejor equilibrio obtenido en los animales, tanto por el efecto iónico como por el efecto bacteriostático y bacteriológico.

Por ello la ozonización del aire encuentra amplia aplicación en la cría de toda clase de animales, desde las aves hasta los de caza, desde los pollos a los conejos, a los animales de pieles ricas, a los cerdos, terneros, caballos y establos en general. En líneas generales los beneficios del ozono en la cría de animales, se puede aplicar a toda clase y a todas las especies y son: La destrucción de las emanaciones amoniacales y por consiguiente una mayor oxigenación y una mejora en el metabolismo, una mejora digestiva y una alimentación más eficaz, reducción o destrucción de los microbios ambientales, mejoría de la oxigenación general y una desodorización efectiva.

 

EL OZONO EN LA CRÍA DE AVES.

      

El aire de los ambientes cerrados, especialmente si se amontonan animales siempre en número creciente, se empobrece el oxígeno y se enriquece con sustancias de diversos orígenes. El mal olor que tiene el aire viciado, puede destruirse completamente con el ozono.

Los zootecnistas de todo el mundo, continúan luchando con el fin de que en los ambientes de cría se mantengan unas condiciones lo más higiénicas posibles y no se cansan de repetir que “solamente en los ambientes higiénicamente puros es donde los animales permanecen sanos y proporcionan un mayor rendimiento y producción. El ozono al eliminar o reducir fuertemente el porcentaje bacteriano del aire y las emanaciones amoniacales de los detritos, al regenerar también el oxígeno puro proporciona a las instalaciones y a las granjas una mejora y un beneficio que se aprecia más cuando más aumenta el número de animales amontonados en espacios cada vez menores. Las experiencias adquiridas demuestran de forma positiva que la instalación de equipos de ozonización en naves de pollos pequeños, de gallinas ponedoras y de pollos de engorde, no solamente mejora la cría desde el punto de vista de higiene, sino que además elimina desde su misma raíz los trastornos respiratorios, las bronquitis infecciosas, el coriza, la aspergilosis, la micotoxicosis, etc., hemos visto el caso de pollos nacidos asficticos, sacados de la incubadora, vacilantes y casi muertos, recuperarse hasta conseguir un estado totalmente normal, solo después de algunas horas de ozonización ligeramente concentrada. Casos de pollos de 30 días, criados en tierra, somnolientos y semiasfixiados por las emanaciones de los excrementos, que han resucitado y han recuperado el aspecto vivo que tenían al aire libre después de 4 – 5 horas de ozonización. El uso de ozono continuamente evita la aspiración de epidemias vírales y evita el tener que dar entre un ciclo y otro descanso del local con esas desinfecciones periódicas tan costosas y molestas. El ozono no es un desinfectante de aquellos que se administran y que nunca hacen bien a los animales, sino que esta presente de forma continua durante todo el ciclo de la cría para protegerlos. Puede aumentarse y dosificarse día a día cuando van creciendo los animales, cuando aumentan los productos de excreción, las emanaciones, los peligros epidémicos estacionales. Etc.,….Bajo este aspecto, la ozonización aporta a las granjas avícolas una desinfección revolucionaria, mucho más completa que la que hoy se acostumbra. La destrucción de agentes infecciosos, impurezas, las toxinas, etc., se prolonga con seguridad y forma continua durante todo el ciclo de la cría y los animales, así como los hombres que los cuidan, al respirar aire ozonizado, gozan de enérgica acción contra los agentes patógenos del aire o captados ya en su sistema respiratorio. La acción del ozono es benéfica además, porque aumenta la tasa de oxihemoglobina en la sangre, lo cual mejora sensiblemente el metabolismo del individuo. Todavía no podemos decir hasta qué punto el proceso de ozonización podrá suprimir también tantas terapias preventivas en los animales, que son costosas y retrasan tanto los ciclos de producción. No podemos tampoco hacer previsiones aventuradas antes de que los estudios y experimentos que se están realizando en la actualidad hayan llegado a conclusiones ciertas, pero es seguro que también desde este aspecto el OZONO aportara ventajas positivas. El punto óptimo de suministro de ozono en las granjas avícolas varía mucho, según el tipo de cría, la concentración de animales, la humedad, el calor y la calidad de las instalaciones, etc...

 

  DE PESO DE ESTAR OZONIZADA LA CRIA A NO ESTARLO PUEDEN SER EN UN 15%.

 

 

 

ALGUNOS DE EJEMPLOS DE PROBLEMAS RESUELTOS CON EQUIPOS DE OZONO

 



Caso 1.

Condiciones de prueba:

Nave de 70x12x3 mts. Alojando 10,000 pollitos.

Ventilación estática.

Material de yacija: virutas de madera de serranía.

Época del año: Septiembre.

 

ANTECEDENTES:

En las dos crianzas inmediatamente anteriores se había desencadenado una enfermedad de naturaleza supuestamente vírica, ya que no se logro identificar el agente causal, que cursaba con tos provocada por acumulación de moco a nivel laríngeo consecuente con la inflamación hemorrágica de la tráquea. Previamente se había descartado la infección por virus I. B. Cepas Massachusetts y variante Thorn D-207; los pollitos se habían vacunado a la edad de 14 días, al agua, contra la enfermedad de Gumboro y no presentaban alteración macroscópica de la bolsa de Fabricio ni otras lesiones patognomónicas de la enfermedad; a lo largo de la crianza se descartó la posible intervención de hongos y sus toxinas en la génesis de la enfermedad ya que si en principio la contaminación de la yacija ere alta ( 140.000 esporas/gr.), siempre realizadas a partir de tráquea, hígado e intestino dieron escasos crecimientos que permitían descartar su intervención en el proceso. A la necropsia los pollos presentaban en principio una inflamación mucosa de la laringe que en pocos días evolucionaba a hemorrágica y avanzaba rápidamente en sentido descendente a lo largo de la tráquea hasta su bifurcación; el timo aparecía hipertrofiado y congestivo en toda su extensión y afectado bilateralmente; igualmente aparecían hemorrágicos el ovario o testículo izquierdo y el bazo. Ocasionalmente el hígado aparecía infartado y en ocasiones friable y los riñones congestivos e incluso con zonas de necrosis y acumulación más o menos fuerte de uratos en los uréteres. Resumiendo, nos encontrábamos ante un proceso extraño del que desconocíamos su etiología frente al cual los tratamientos antibióticos solo nos permitían mantener niveles bajos de contaminación bacteriana y los tratamientos sintomáticos no eran capaces de mantener límites aceptables de mortalidad. Fue en estas circunstancias cuando decidimos ozonizar el ambiente de la granja, cuando los pollos tenían 30 días de vida, con la esperanza de evitar catastróficos resultados que eran previsibles. Los resultados no se hicieron esperar y fueron mucho mejores de lo previsto; En cuatro días la mortalidad descendió de 140 a 23, la tos descendió en un 70% y la pigmentación y el aspecto del plumaje habían mejorado sensiblemente dando la sensación una semana después de ser una manada en buen estado de salud. Los resultados prácticos de la instalación de los ozonizadores fueron los siguientes: Se suprimió la medicación desde el día siguiente a la instalación de los ozonizadores, no siendo necesaria en lo sucesivo. La tasa de mortalidad descendió a límites normales.

Se pudo alcanzar buen peso de sacrificio (2.025 kg./pollo) a un índice de transformación correcto (2.239) teniendo en cuenta el estado inicial de la pollada y el nivel energético del pienso (2990-3060).

 


Caso II

Condiciones de prueba:

Nave de 65x12x 3 mts. Alojando 8.300 pollitos.

Nave de 75x12x3 mts. Alojando 9.600 pollitos.

Ventilación dinámica por extracción superior.

Fecha de entrada de pollitos en granja: 9 de agosto.

 

ANTECEDENTES:

Alrededor de los 22 días se observaron pollo s afectados de micotoxicosis que respondieron bien a la medicina administrada pero al parecer propició una fuerte contaminación por E. Coli que produjo un pico de mortalidad el día 32 y que debido a su manifiesta antibio resistencia ya no pudo combatirse eficazmente.

 

OBJETIVO:

Prolongar la crianza 12 ó 16 días en espera de mejores precios de mercado y para evitar problemas de mano de obra para la carga de camiones por celebrarse en la semana siguiente las fiestas pateronales.

Se instaló en cada nave un ozonizador de 500 mgrs O3 / hora, de producción sabiendo que eta concentración resultaba insuficiente para minimizar las fermentaciones de la yacija dado su mal estado, pero confiando que sería suficiente para proporcionar un ambiente correcto en sucesivas crianzas. A partir del tercer día se notó una sensible mejoría en el aspecto externo de los pollos y los deteriorados índices de consumo y crecimiento fueron mejorando paulatinamente, sin ayuda de medicación antibiótica, lográndose el objetivo propuesto sin sufrir elevaciones del índice de mortalidad.

 

EL INCREMENTO DEL PESO DE LAS MANDAS Y DE LOS PRECIOS EN EL MERCADO, AMORTIZO EL COSTO DE LOS APARATOS DE OZONO EN EL TIEMPO RECORD DE DOS SEMANAS.

  

Caso III

Condiciones de prueba:

Nave de 2 pisos y dos departamentos por piso separados por almacén central.

Dimensiones 60x11x3 mts., y 75x 11x3 mts. Alojando 36.000 pollitos.

Ventilación: Estática.

 

ANTECEDENTES:

Por necesidades de programación, se había recibido a los pollitos sobre lo yacija de la crianza anterior,

observando frecuentemente a partir de 30 días de vida de los pollitos la lesión de corazón en coraza.

 

OBJETIVO:

Comprobar la eficiencia del OZONO frente a los usuales tratamientos antibióticos.

Como puede suponerse un local de crianza que no ha sido ni siquiera limpiado, alberga una gran variedad y cantidad de gérmenes cuya virulencia se encuentra frecuentemente exacerbada y cuya resistencia a los medicamentos habituales es casi segura, sobre todo tratándose de E. Coli.

Comprobando que hasta los 35 días de vida los medicamentos no habían logrado mantener sanas las poblaciones de los cuatro gallineros, se optó por instalar dos ozonizadores de doble salida para distribuir ozono a los cuatro departamentos cuyo valor suponía una inversión aproximada de $0,10 / pollo y a cambio se suprimió toda medicación. Pudo comprobarse en tres de los cuatro departamentos que la tasa de mortalidad descendió significativamente a la vez que el aspecto, el índice de consumo y de crecimiento mejoraron notablemente. El cuarto departamento presento un pobre suministro de ozono por una obstrucción en la tubería sin embargo los pollos también mostraron mejoría en sus índices. Si comparamos estos resultados con los que habitualmente se producen con los tratamientos convencionales, llegamos a la conclusión de que el uso del ozono controla el índice de mortalidad al menos tan eficazmente como los tratamientos químicos habituales y carece de los inconvenientes principales de estos como son:

El ser costosos y de “un solo uso”.

Tener cierto efecto depresor del consumo y crecimiento a la vez que obligan al hígado y al riñón a su metabolización y excreción.

Su empleo supone la ocupación de mano de obra en la preparación de diluciones y limpieza de las conducciones de agua.

El Ozono evita que se lleven al matadero pollos con restos de medicamentos ó que aumente mucho la mortalidad si se respeta el período de retirada de los medicamentos.

 

 

EL OZONO EN LA CRÍA DE TERNERAS

                                                                   

 

La ozonización de los locales de cría, especialmente en batería, han dado resultados inesperados y estas experiencias han asombrado a los investigadores. Hoy son ya muchos los ganaderos del mundo que utilizan este sistema y están totalmente satisfechos del mismo.

Las emanaciones amoniacales en los terneros es algo impresionante y los animales sufren mucho con ellas. Se han visto granjas ganaderas en batería, que incluso con locales modernísimos tenían a los animales en condiciones lamentables y con escasa producción. Generalmente en la colocación en batería se da el caso de que los animales que se encuentran cerca de las puertas y ventanas son más aparentes, mientras que los que se encuentran en el centro son más pequeños y de pelo más erizado.

El motivo es uno solo: “la falta de oxígeno” . Los animales que se encuentran cerca de las puertas y ventanas respiran aire más cargado de oxígeno que los demás y por eso tienen mejor aspecto y crecen más. Los que están en el centro respiran poco oxígeno y mucho amoniaco, con el grave riesgo de infecciones neumoentéricas.

Una buena ozonización elimina todo esto; los animales que están en los lados y en el centro crecen todos de igual modo, respirando oxígeno, digieren bien, no tienen ya diarreas, se hacen más sólidos y resistentes y terminan el ciclo en menor tiempo porque su estado sanitario es óptimo. Pruebas efectuadas han demostrado, para terneros con ciclos completos de aire ozonizado, una producción de carne del 65- 68% contra el 55% como media de los demás animales en canal y una reducción de tiempo de los ciclos de 10 a 15 días. La carne de estos terneros es mucho más solicitada, porque es de mejor sabor.

 

 

 

VACAS LECHERAS

            

 

En este tipo de cría también se han obtenido resultados sorprendentes y casos de aumento de producción de leche de hasta 4 y 5 litros diarios por cabeza de ganado.

Las vacas en ambiente ozonizado se alimentan siempre en medida estándar y no pierden nunca el apetito, probablemente debido al hecho de que el ozono las lleva a una digestión más perfecta. Comen regularmente casi como si vivieran al aire libre y aumentan la producción de leche en forma impresionante. Este hecho ha causado grata impresión a los investigadores.

Además la desodorización y la destrucción amoniacal hace que haya menos moscas y mosquitos que molestan a los animales, además de procurar un alivio al personal que debe vivir y pasar allí una buena parte de la jornada.

 

 

 

 

CRÍA DE CERDOS

          

 

Para la cría de cerdos, podemos confirmar lo que hemos dicho para los terneros, poco oxígeno significa animales no sanos, crecimiento retardado debido a escaso apetito y producción baja de carne.

Ozonización significa el máximo de producción de carne y mayor calidad, menor tiempo de ciclo productivo, mayor salud y defensa contra las epidemias.

Puede afirmarse que ninguno de los ganaderos que habían instalado ozonizadores han tenido casos de la peste porcina en sus instalaciones.

 

CRÍA DE CONEJOS

       

 

Los criadores de conejos, se lamentan de una mortalidad cercana al 20%, entre el nacimiento y el final del engorde, una parte de esas pérdidas es prácticamente inevitable; malformaciones congénitas, animales débiles, etc., pero eso no representa sino una parte ínfima, la mayoría están provocadas por enfermedades infecciosas difíciles de combatir.

Un buen engorde es el resultado de una condición sanitaria rigurosa. A pesar de numerosos tratamientos veterinarios, los alimentos cada vez más elaborados y los sistemas de ventilación más y más sofisticados , la mortalidad sigue siendo un enorme lastre.

Y es que hasta aquí no se ha mencionado el control microbiológico del aire que transporta virus, bacterias y hongos. El amoníaco emanado por las orinas, es también, nefasto para el crecimiento normal de los animales.

 

La solución es la descontaminación por OZONO en los locales. El ozono esta siendo empleado en la desinfección del agua desde fines del siglo 19. ( Véase; París, Nantes, Moscú, Los Ángeles, etc.,) De igual forma se está haciendo práctica habitual en la cría de animales en; Italia, Francia y España.

En Francia se llevaron a cabo varias pruebas que confirman los resultados obtenidos en otros países donde ya es tradicional la aplicación del ozono en aire y agua para la cría de animales.

Queremos pues confirmar, amparados en los documentos, que la utilización del ozono no solamente procura una mejor ganancia de peso de un 6% mínimo, en la fase de engorde, sino un aumento final de por lo menos 100 gramos. Estos 100 gramos más de peso se deben únicamente a una mejor asimilación del alimento.

        

Gracias al tratamiento de ambiente obtenido, se demuestra que estos aparatos son amortizados en períodos siempre inferiores a un año. 


Descargar pdf
Contiene tabla comparativa
compatativa de la cria de animales con ozono y sin ozono.pdf (250.72KB)
Descargar pdf
Contiene tabla comparativa
compatativa de la cria de animales con ozono y sin ozono.pdf (250.72KB)